montequinto sevilla sur rocio

Estimados hermanos:

Antes que nada, recibid una vez más un cariñoso saludo en Nuestra Madre del Rocío.

Hace unos días recibimos en esta vuestra casa la ingrata noticia de que, veintitrés años después, nuestros caminos se van a separar. Aun entendiendo vuestros motivos para ello, respetándolos, y reconociendo vuestra absoluta independencia y soberanía para decidir en aquello que os compete; también es cierto que para nosotros ha supuesto motivo de tristeza.

Durante todos estos años, las sucesivas Juntas de Gobierno y hermanos de Sevilla Sur han intentado dar a vuestra corporación el cariño y acogida que merecéis, como no podía ser de otra forma; e igualmente hemos recibido vuestro afecto y atención. Nuestro objetivo no fue otro que ayudaros a crecer en todo lo necesario, siendo punto culminante de ello la donación de la Bendita Imagen de Nuestra Señora del Rocío que preside vuestro Simpecado, que en cualquier caso será siempre también el nuestro.

Llegado el momento de cambiar de sendero, por nuestra parte no queda más opción que desearos un futuro brillante, y un caminar sosegado que algún día –confiamos en que será pronto- os lleve a integraros en el listado de hermandades filiales; lo cual viviremos con intensa emoción y esperamos de alguna forma compartir con vosotros.

Por supuesto que seguimos comprometidos con nuestra querida Hermandad de Montequinto, y nuestro permanente empeño de colaborar en todo lo necesario para vuestro afianzamiento como filial sigue en pie; así que desde hoy en adelante os deseamos de corazón un BUEN CAMINO, recibid todos un fuerte abrazo en Nuestro Redentor el Divino Pastorcito.

Hermano Mayor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *