La Santísima Virgen de Rocío de nuestro Bendito Simpecado ya se encuentra expuesta al culto después de la restauración a la que ha sido sometida.

Dicha restauración ha consistido en el arreglo de articulaciones, estucado de la talla, limpieza general, dorado de ráfagas y luna, así como limpieza de todas las joyas. Con la restauración, realizada por Carlos Peñuela, también se facilita el cambio de ropa de la Santísima Virgen ya que se han adaptado los ternos para una mejor conservación y colocación de los mismos.

Desde hoy, podrá verse en el altar del Simpecado en la Parroquia de San Juan de Ávila que ha sido adaptado para ello. Luce, así mismo, el antiguo cordón del Simpecado. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *